Blog

What makes a good Magnetic design?

The story of magnetics in Europe has many important characters including some who have been in the industry since the 80’s. It is impossible to analyze what makes a good design without these people. I’m not referring to the researchers or the brilliant engineers, but rather the individuals who have been looking for the materials, winding the coils and repairing the winding machines.

People of Magnetics

 

A few weeks ago, I visited Josep Llano and his son, Raimon Llano, who are the owners of Prodin, a Barcelona-based company who distribute “everything” related to magnetics at high and low frequencies.

Mr. Llano worked in a winding house called Avisor for more than 20 years. After that, he left the company and founded Prodin, which provides electrical steel, ferrites and coil formers.

They started attending small manufacturing conferences in 1990 such as Matelec, where they found their first customers from different markets. During this period, the manufacturing conferences had a much greater impact than they have in the modern-day, internet era, since customers would actively look for their suppliers at these events. During the 90’s, every week suppliers were delivering trucks with tons of ferrites to their European customers like Alcatel or big winding houses. They supplied more than 1 million transformer cores every month for the power supply of TVs.

As time went on, they started to include more products in their portfolio, including powder and nanocrystalline cores, varnish and even winding machines. This converted suppliers into a one-stop shop for magnetics customers. 

 

However, the story of manufacturers in Spain took a turn when relevant companies in the industry decided to move their factories to China and India. This created uncertainty within the industry, and other small manufacturers and competitors began to follow suit by moving their factories to Asia.

 

Due to the manufacturing process migrating to China, the minimum quantities of projects increased considerably. Josep Llano recalls that ‘’clients who typically had orders of around 1,000 transformers per year were being rejected by these Asian manufacturers since the minimum order quantity was now 50,000 units’’ which left a gap in the market for small, custom companies who could now focus on low volume production. With very tight profit margins, these companies had survived due to their national clients from the Basque, Catalan and Madrid industries. For example, companies such as Indra continue to support national manufacturers which allows them to carefully control the IP rights of their designs along with delivery periods. It is worth noting that deliveries relating to a large order from a Chinese manufacturer not only have to take duties into account, which can increase the cost of a magnetic by up to 25%, but also require a delivery period of several months in some cases.

 

In this tough economic climate, many companies started to close down. The reduction in national orders, the specialization of the sector and the increase in complexity and competition caused hundreds of factories in Europe to shut down their operations. Josep saw this happen to dozens of his clients and in some cases he bought part of their machinery to repair it.  

 

However, not all of the sector within Europe suffered. The enormous technological capacity of Europe and it’s engineers paved the way for the creation of companies with a high level of specialization in custom magnetics. For instance, in Játiva in Valencia, the company Jesiva manufactures transformers weighing hundreds of kilos. Also, magnetics from certain markets such as solar and space along with high-quality products continue to be manufactured in Europe.

 

Nowadays, Mr. Llano is very well-known within Spain since he and his son are not just simple distributors, they solve all problems relating to magnetics on a national scale for small and medium production levels.

 

Magnetic design process

 

In order to figure out what makes a good magnetic, let’s define the magnetic design process which is divided into four main steps:

  1. Design
  2. Build a sample
  3. Test
  4. Manufacture

Imagen 1

Figure 1. Classic magnetic design process

 

Since each of these steps are closely correlated, it is impossible to work on any one individually. The design must consider the stock of materials and, even more importantly, it should consider the manufacturing stage. For example, you could create a highly efficient design that is impossible to manufacture.

 

Also, the tests should consider potential risks to the manufacturing process. The curious point here is that in the classical process the manufacturing step is the only phase for which the customer pays.

 

However, manufacturing is the result of a large amount of complex work which involves many talented people along the way.

 

In the design stage we find that designers are unable to consider the majority of the existing options in the market since they don’t have access to them, or because they don’t have the necessary data to consider them. In this area (self-promotion warning), Frenetic has a great advantage and we have succeeded in having an enormous stock of materials and shapes, but we also have a great capacity to help those who need rapid assistance. Given that Frenetic uses AI technology, it continues learning to use new core shapes and materials and the technology is enriched by the supply of ferrites that we receive from manufacturers such as Ferroxcube. There are other names here such as Ferroxcube, or better, Óscar Perez, David Castillo, Mauro Marchesi, Marcin Krolak, etc. They have more than 100 years of experience in manufacturing and selling the ferrites created by Philips and remain one of the main players in the market today.

 

When we move from the design phase to building the sample, we realise that 50% of the problems during the construction of magnetics arise from the design phase. For example, if we take an optimistic estimation of the window and the complexity of the bobbin strategy, this may make us discard the initial design and have to return to the beginning of the process. 

Imagen 2

Figure 2. Design imposible to be manufactured

 

Once we have built the sample, next comes the step where the majority of magnetics die: the testing phase.

 

In my opinion, this is where a good magnetic makes all the difference. Until now, the problems have been related to stock and the manufacturing instructions included in the design for an appropriate construction, which you can learn. But when you connect a magnetic to the power supply and the temperature starts to rise, it is as if it were connected to the hell itself. Who are you going to call then? Óscar Pérez from Ferroxcube? Or your managers to ask them if you can include a superfan in the OBC? 

 

The only solution here, apart from writing a question on Ridley’s Facebook group, is to use technology. That is exactly why we created Frenetic.

 

Even after these issues have been resolved, the process is not over. Next, we move onto the manufacturing stage, which means creating all of the necessary documents so the magnetic can be manufactured, whether for just one unit or for one million. In Figure 3, we can see an example of a design, including the manufacturing instructions, BOM, winding strategy and performed tests.
Imagen 3

Figure 3. Transformer drawings, including winding strategy and instructions.

 

These instructions are key for manufacturing companies to be able to prepare a production line, which is an area I will not cover in greater detail here.

The considerations above have led me to ask myself again: ‘What makes a good design?’ And more importantly: ‘Who can provide a good design?’

Whilst the answer to the question is highly complex, a good design should: reach the expected efficiency; have a logical price; be the specified size and comply with the expected timeline. The crucial aspects to achieve this are the engineer who defines the specs, the design process itself and the winding houses.

I believe that there is a need to work more closely with the client in order to define the right specifications and to comply with timelines. However, the most important area is to be precise in the design and to be able to manufacture samples and test them in real conditions, finally giving the specific instructions to the winding houses, and completing the whole process in days. 

To return to my previous question about what makes a good design, we are likely to see many different opinions about this during this year’s PSMA Workshop. Some will discuss the importance of using complex mathematical models or customized core shapes. We will also learn about the direction in which the industry is heading. In this topic, Alex Gerfer from WE, has a lot of interesting points.

At Frenetic, we believe that the solution is the appliance of AI to magnetics, and we are traveling along this path. 

Lastly, and related to the topic of my next article, I would like to pose the following questions: Which features does a winding house need to be considered optimal? Which winding houses have the same status in the magnetics industry as Rafael Nadal in the world of tennis?

 

El vehículo eléctrico por dentro

La importancia de los semiconductores

La revolución que viene con los vehículos eléctricos me recuerda a la que hubo con la llegada de los ordenadores personales a los hogares. Era invierno en 1996, yo tenía 10 años  y en mi casa había un 386 de IBM. No todo el mundo tenía interés, pero empezó a surgir un gran grupo de gente que se interesaba por la tecnología de estos PCs, con palabras como microprocesador, memoria RAM, o disco duro siendo comunes.

Con la llegada del vehículo eléctrico, empezará a pasar igual con los motores eléctricos y la electrónica que los mueve, así como los cargadores. Palabras como cargador de pared que realiza la carga con corriente alterna (AC de sus siglas en inglés) o de carga rápida en continua (DC, de sus siglas en inglés), y  empezar hablar de kilovatios (kW) para hablar de la potencia de los coches o los cargadores, vatios hora…pero al final de todo, lo que marcará la diferencia, junto con las baterías, serán los semiconductores, concretamente transistores y diodos

El vehículo eléctrico por dentro

En primer lugar, ¿qué es un vehículo eléctrico? Ya existen artículos donde podréis averiguar detalles de los modelos ya a la venta, aquí sólo comentaremos arquitecturas internas básicas. Un VE puro (Los híbridos son iguales, pero además siguen llevando un motor de combustión) consta de un motor eléctrico, que es alimentado por un inversor DC/AC, que saca la energía de una batería (en las baterías la energía se almacena en continua (DC). La batería se carga desde un cargador, que podemos conectarlo directamente desde la red eléctrica de casa (AC) a través del OBC (On board Charger) o con carga rápida (DC) usando un cargador de alta potencia, llamado rectificador, por convertir la energía alterna en continua (AC/DC). La carga inalámbrica, aún poco común en turismos, funciona igual que en un teléfono, a través de un transformador envía la energía a través de un campo magnético que se recibe en el coche directamente.

Tanto el inversor que alimenta al motor, como el rectificador que hace de cargador son básicamente conversores de energía formados por una serie de semiconductores. Los semiconductores (transistores y diodos) comportándose como interruptores de energía están constantemente conmutando miles de veces por segundo (a centenas de kHz). 

 

Figura 1. Arquitectura interna de un vehículo eléctrico

Y como podéis imaginar, si lo que maneja la energía son estos semiconductores…de ellos depende en gran parte lo potente que sea vuestro coche. Por eso, la industria de los semiconductores está compitiendo ferozmente por crear los semiconductores de cada modelo, de cada marca. 

Las tecnologías de los fabricantes de semiconductores se dividen entre las más clásicas, como MOSFET (siglas) y IGBT (Isolated Gate Bipolar Transistor) y las más modernas como GaN (Galium Nitrode) y SiC (Carburo de Silicio). 

Figura 2. Tecnologías de transistores MOSFET y GaN

 

En la figura anterior podéis observar la diferencia de tamaño entre un MOSFET y uno basado en GaN. Como podéis imaginar, si los ingenieros pudieran reducir los tamaños, manteniendo los mismos niveles de potencia, estaríamos ante las posibilidades de manejar potencias muy altas con pesos y tamaños de la electrónica muy reducidos.

 

Compañías como Texas Instruments, EPC o Infineon, presentan en congresos como el APEC sus novedades y hacen demostraciones a los miles de ingenieros que acuden a este evento. 

 

El rol español en el vehículo eléctrico

 

El mercado español en la electrónica referente a la automoción es muy importante, tanto desde el punto de vista de investigación como de desarrollo. La cantidad de escuelas de ingeniería con centros de investigación especializados en la electrónica de alimentación en España es muy significativa, destacan la UPM y Carlos III en Madrid, Universidad de Zaragoza, Universidad de Oviedo, de Valencia, la UPC o la Pompeu Fabra en Barcelona. En ellas, podemos encontrar investigadores que han formado parte de la historia de la tecnología, como Javier Uceda, Javier Sebastian, Esteban Sanchís o Pablo Zumel. 

 

Figura 3. Javier Sebastián y Javier Uceda en el congreso PESC en 1988 en Kyoto

 

Todos estos investigadores, también tienen la tarea de formar a los ingenieros del mañana que ocupan las posiciones en las empresas que en España desarrollan la electrónica de los vehículos eléctricos. Una de las más destacadas, es la americana Lear Corporation que en su sede en Valls, Tarragona, llevan más de 20 años desarrollando electrónica para la automoción, liderando el desarrollo de OBC (Cargadores a bordo). La española Ficosa, actualmente parte del grupo Panasonic, también ha sido un referente en este mercado.

Y si miramos hacia fuera, vemos multitud de españoles liderando grupos de investigación de electrónica por el mundo, tanto en el mundo privado como académico. Tanto es así, que es habitual escuchar el castellano en los congresos especializados. Especialmente en APEC, el más importante de electrónica de alimentación en el mundo, donde se dan cita los investigadores y empresas más importantes a contar sus avances.

Figura 4. Fernando Carpintero (Crisa) en un keynote en APEC 2020 en California

Para cuando el próximo Premio Nobel Español?

El gol de Iniesta, nos hizo campeones del mundo, uno de los momentos más importantes de la historia reciente de España a nivel social. Fue algo que la sociedad española deseaba e incluso necesitaba. Todos empujamos aquel balón contra la red. Y si también nos ilusionara conseguir un premio Nobel? No sería maravilloso?
Tenemos todos los ingredientes. Talento, un espacio científico relativamente maduro, una conexión directa con América y con Europa. El apoyo de la UE.
Claro, ahora vendrán los peros…es que no invertimos suficiente, es que la fuga de cerebros…
¿Y si nos dejamos de excusas y simplemente, empezamos a hablar de ello?
Podemos empezar por hablar de tecnologías desarrolladas en España. Somos uno de los países con más infraestructura de transplantes del mundo.
Pero si me centro en lo que más conozco, electrónica, somos uno de los países que más talento reparte por todo el mundo a nivel científico.
La industria aeroespacial en España es brillante.
Algunas de las startups de espacio más relevantes, como PLD space, son españolas.
Un grupo de estudiantes de valencia, son finalistas en el hiperloop de Elon Musk.
¿No creéis que si empezamos a conversar sobre las deep tech españolas, quizás se animen más? Creo en el talento español y creo en un ecosistema tecnológico
Español, donde las grandes corporaciones no dejen escapar grandes desarrollos y que empresas americanas compren lo que hemos desarrollado aquí.
No creo que sea algo que tenga que venir desde los gobiernos solo, sino de todos los que creamos en ello.

Libros interesantes en 2018-Mis lecturas

Me encanta leer. Es una de las pasiones que he ido encontrándome con ella en estos últimos dos años y he conseguido encontrarle el hueco en el día a día de forma que todos los días lea algo.
Suelo leer varios libros en paralelo, siempre de diferente temática o estilo. Por ejemplo, soy un adicto a libros sobre startups y siempre tengo alguno entre manos. Por otro lado, soy un enamorado de la poesía contemporánea, así que también suelo tener algo de poesía entre manos. También leo novelas, aunque no suelo leer de la lista “las más vendidas”, me gusta leer sobre seguro y suelo tirar de algo contrastado. Dentro de mis lecturas en paralelo, cada uno tiene su momento. Están los libros de tarde, antes de cenar y de fin de semana. Luego están los libros de cabecera, los que tengo en la mesita de noche y luego están los libros “full time”, que son los que lees a todas horas, incluso a escondidas porque te has enganchado.
Y no, no tengo libros de baño. No soy de esos.
Para sintetizar un poco, voy a poner por categorías los libros que en 2018 más me han gustado.

 

 

Startups
From Zero to One- Peter Thiel
¿Emprendes o inviertes?- Christian Fernández
Ego is the Enemy- Ryan Holiday

 

Poesía
  • La caja de plata- Luis Alberto de Cuenca
  • Los cantos de cada cual- María Eloy García
  • Las personas del verbo- Jaime Gil de Biedma

 

Novela
  • Palos de ciego – David Torres
  • El viejo y el mar- Ernest Hemingway

 

Ensayos
  • El principe moderno- Pablo Simón
  • La superioridad moral de la izquierda- Ignacio Sanchez Cuenca
Esto es lo que más me ha gustado en 2018, en 2019 ya llevo varios y para no olvidarme de los detalles de cada uno, iré posteando en mi instagram(@chemacircuits) y twiter(@TxemaMolina) sobre cada uno de ellos.

Proyectos que motivan

Facebook_03

Tecnología es una palabra que en los últimos tiempos ha sido usada en vano por muchas startups, conferenciantes (o comediantes) para esconder la simpleza de una aplicación o un proyecto. Me encanta escuchar los pitch de proyectos, donde se usan en menos de 1 minuto varias veces la palabra tecnología, pero que la tecnología de la que disponen es internet.

 Muchas de  esas startups, están basadas en la creación de un nuevo modelo de negocio digital basado en un servicio tradicional. A veces, la “tecnología” es simplemente, una plataforma de internet, donde puedes comprar algo, motores de búsqueda del vuelo más barato, el hotel con desayuno o que alguien venga a recoger tu ropa para la lavandería. Está genial para hacernos la vida más fácil, pero no han inventado nada, sólo han cambiado el modo en que se pagan esos servicios.
Sin embargo, la semana pasada descubrí una empresa, DeepMind, que se han convertido en mis verdaderos ídolos de la “tecnología”. Cuando menos me lo esperaba, en un coloquio, me recomendaron ver el documental de AlphaGo (lo podéis ver en Netflix). AlphaGO es una herramienta de Inteligencia Artificial (I.A.) desarrollado por esta empresa, después de que la comprara Google por más de 400 millones de dólares, que consiguió ganar al campeón del mundo de Go, un juego de mesa milenario que los más escépticos pensaban que nunca vencería a un humano, y menos al 18 veces campeón del mundo, un coreano.
Más allá de esta hazaña, seguí investigando la vida y la historia, tanto de la empresa, como de su fundador, Demis Hassabis. Este “no tan joven” londinense, no ha pegado ningún pelotazo, ni se ha inventado el whasupp y se ha hecho rico porque sí. Este muchacho, que ganaba torneos de ajedrez de niño, estudió Neurociencia para entender cómo funciona nuestro cerebro por dentro, para poder replicarlo en una máquina, a través de programas que imiten el funcionamiento del cerebro humano en determinadas funciones en concreto. Pero esto tampoco fue de la noche a la mañana. Primero estuvo 10 años en una empresa de videojuegos, que se acabó vendiendo. Después decidió hacer un doctorado en neurociencia, con estancias en MIT y Standford.
Y después de eso, cuando se creyó saber lo suficiente, entonces, creó DeepMind, una empresa de investigadores, doctores, físicos, filósofos, y muchos genios. Y sabéis que hizo? Desarrolló tecnología, pero no tecnología de la que venden las startups que te conectan con un vendedor, sino, tecnología de alto nivel, tecnología de verdad.
Una Tecnología que aún no conocemos sus límites, pero que realmente, es un salto hacia delante para la humanidad. Creo que lo que más me motiva de ver estas empresas es lo poco mediáticos que parecen por dentro, algo que se puede ver en el documental AlphaGo y es que, un grupo de  ingenieros con ideas de cambiar el mundo, tienen que parecer eso, un grupo de friquis.

Emulation of Converters with GaN transistors

Have you ever substituted a GaN transistor from a PCB? If the answer is Yes, you know what I am talking about. If it is not your case, you are a lucky guy and this can be very interesting for you.

In Figure 1 you can appreciate the size of a GaN transistor from EPC. As you can see, they are really small, therefore, they are not as simple to substitute as a TO-247. However, they can give you a better performance in your circuit.

gan2

Figure 1. GaN device from EPC

(http://epc-co.com/epc/Products/eGaNFETsandICs/EnhancementModeMonolithicHalf-Bridge.aspx)

Substituting GaN transistors after breaking any of them used to be a headache for engineers. Sp Control, together with the UAM University, has a solution: emulation of power converters.

The Emulation of systems is very common in big scale system, like medium and high voltage electric grids or motor control, known as Hardware in the Loop (HIL), but it is not very common at circuit level due to the difficulty of achieving high resolution of the analysis. Sp has developed a technology that will allow you to emulate classical converter behavior at high frequency to ensure the functionality of your circuit before using the real one.

res1
Figure 2 Control instability is a very common problem during the close loop test

Most of the problems appear closing the control loop, where load steps can create instabilities, provoking electrical problems. With our emulator, you can test your control under safe conditions. Removing GaN devices will not frustrate you by using this amazing technology.

Semiconductores GaN

El pasado lunes, asistí a una pequeña conferencia sobre GaN y SiC en  Munich. Esta conferencia ha sido orientada para la industria, un tanto reticente a dar el paso a usar esta tecnología.


Para los menos expertos, GaN y SiC, son una nueva tecnología de semiconductores (lleva unos 10 años en el mercado), con especial interés en los transistores. Hoy hablaré sobre GaN.


Las principales mejoras en GaN son la baja capacidad parásita que tienen, lo que les permite trabajar a frecuencias de conmutación mucho más altas, sin necesidad de estar consiguiendo “Soft Switching”, ya que las pérdidas por conmutación, debidas a que las capacidades parásitas son muy bajas. Todo esto acompañado de unas resistencias de conducción (RDSON), bastante bajas.
Otra de las bondades de esta tecnología es el tamaño. En la Figura se puede apreciar que la diferencia de tamaño es ridícula.

Captura de pantalla 2017-12-12 a las 23.35.20

Aunque el tema del tamaño, no es algo que ponga de acuerdo a toda la comunidad, ya que, por un lado, permite obtener altas densidades de potencia (bien), pero por otro, disminuye mucho su capacidad de disipación de potencia, ya que no tiene casi superficie para hacerlo (mal). Y claro, los fabricantes también explican, que para que funcione correctamente, especialmente a altas frecuencias, es necesario que las distancias sean muy cortas para poder reducir las inductancias parásitas de las conexiones.

Por añadir un dato, las inductancias parásitas de las que se habla en GaN, rondan las unidades de nH, mientras que solamente la pata del transistor de Si de la figura ya representa unos 15 nH.

Otro de los grandes problemas de esta tecnología es su sensibilidad a romperse por la puerta. La tensión de control aplicada a la puerta, tiene que ser extremadamente precisa y de valores relativamente bajos (4-6 V), y si se excede, aunque sea poco el límite, se rompe con mucha facilidad. Esto, teniendo en cuenta que con ese package tan pequeño, la soldadura es muy complicada, hace la vida más difícil a la gente de desarrollo de prototipos.

Y por comentar algunos de los mensajes interesantes que saqué de la conferencia. Los fabricantes, intentan justificar el coste, con la reducción de otros componentes que se consigue al utilizar GaN. Lo que no cuentan es que el coste de desarrollo será 3 o 4 veces superior, por lo menos hasta que las empresas tengan la tecnología interiorizada e internamente madura.

Otra cosa que evitan comentar, es la poca capacidad de disipación que tienen, debido a sus pequeñas dimensiones. Sinceramente, esto no se puede solucionar poniendo más área de disipación? Quizás si, pero los fabricantes perderían la ventaja a altas frecuencias al aumentar los parásitos…
En sus demos, marcan máximos de disipación de 3 W, y cuando quieren conseguir disipar más, las técnicas de conexión del heat sink son bastante complejas y tediosas, sobretodo en fase prototipo.
No obstante, al ser tan pequeños, siempre se pueden poner varios en paralelo para conseguir dividir las pérdidas.

Y para terminar, voy a añadir el aspecto para mí más relevante que saqué del congreso. GaN es un dispositivo más con el que hacer diseños, no un substituto del Si y menos a corto plazo, de modo que hay que utilizarlo cuando las características y necesidades de un circuito lo pidan, como subir frecuencia o bajas capacidades, y sobretodo, complementarlo con Si. Uno de los diseños presentados de un PFC, usaba ambas tecnologías, con propósitos diferentes y el resultado era muy prometedor.

Para mi, GaN combinado con las tecnologías actuales, dará lugar a densidades de potencia no conocidas actualmente, y se hará en dos pasos. Primero, un desarrollo industrial de la tecnología y después habrá que entender cómo usar este nuevo super poder.

Summer Time

Hace un tiempo que no escribía nada y la razón principal ha sido mi propia ignorancia. He escrito varias cosas sobre temas delicados, como las controversias en España y su bandera, las dos Españas y los prejuicios crónicos en el territorio español.
Pero después de revisarlo con expertos, descubrí, que no todos podemos escribir u opinar de todo, sobretodo si es de algo que no somos expertos. Es algo que me llevó a leer el libro “La desfachatez intelectual” de Ignacio Sanchez Cuenca, donde se presentan algunos ejemplos de cómo “los intelectuales españoles”, principalmente todos ellos, literatos, mostraban su opinión sin apenas informarse sobre un tema.Y así nos va, los lectores asíduos de éstos, se impregnan diariamente de píldoras de narradores de historias que distan muy poco del que pretende ser entrenador de futbol nacional en el bar de la esquina. Dicho esto, he decidido escribir sólo de lo que sepa que pueda tener certeza de su veracidad.

20170811_071721

No quiero que estas líneas se lean con el ceño fruncido, al revés, con una sonrisa, que produce arrugas más sanas y tampoco estamos aquí para refunfuñar sobre todo. Para dejaros con un buen sabor de boca, voy a escribir un poema que escribí en Tamariu, un pueblo de la costa de Girona donde disfruté de unos días de descanso. Espero que os guste.

La singularidad es una ventana de madera
acoplada a una pared blanca.
Rozan la ventana
las acículas de un pino
que yace en la tierra
con sus raíces amenazadas por el mar.
En la poyata de la ventana
reposa arrenilla marina
o quizás restos de pintura.
A la cornisa se agarra una cuerda
de la que tienden
una toalla y un biquini negro
Aún están húmedos
y se puede ver el brillo
del sol en las costuras
Desde dentro, se abre la ventana
y aparece una chica
y desde el fondo de la estancia
Salvador Dalí la inmortaliza
en su muchacha de la ventana

Poesía salvaje

Es un grito. Un verso elemental y complejo. Es la belleza de un instante sobre una hoja de papel.
Así es la poesía de Andrés García en su nuevo libro, “Puntos de No retorno”.
LLevo leyendo a Andrés desde hace 8 años. Fuentealamero (Como yo), Rockerman (Como yo) y un erudito de las letras (Como pocos). He seguido su obra, buscado los libros pérdidos de sus inicios y esperado los nuevos con anhelo, cuando aún a mitad de su carrera como escritor y poeta, puedo decir, que es mi poeta contemporáneo favorito.
Probablemente no venda 100.000 libros de su última obra como hacen los famosos poetas de twitter. Pero después de haber leído a ambos, puedo decir, que aunque vendan 100.000 libros, apenas en 100 páginas consiguen elevar mi pulso arterial dos veces.
enceplano
Sin embargo, cuando leo un poemario de Andrés, voy notando como me va abrazando, me va enganchando, con belleza, con dolor o con nostalgia. Poco a poco, te va alterando el pulso, con momentos de gran intensidad. Sus poemas, siempre te llevan por un viaje lleno de emociones que no deja lugar a la indiferencia.
En este último libro (lo podéis comprar aquí) nos lleva por poemas como “Petite Morte”, desafiando a su propia belleza o “Ramones”, un poema que me hace imaginar a un Andrés rockero, con melena y una camiseta negra de los ramones.
Termino este post con uno de los poemas de este libro, que más me han gustado. Disfrutadlo.
2017-06-17 17.16.33

Startups de Hardware

Repasando los proyectos a mi alrededor o de las redes que sigo, actualmente existen más ideas o proyectos basados en software que en hardware. Es una realidad. Yo siempre he trabajado en Hardware y creo que desde que tengo uso de la razón electrónica, me ha gustado más el hardware, porque me atraían más los efectos físicos (como explosiones) que ocurrían y los sorprendentes resultados finales (Se enciende La Luz!!), que las aplicaciones software que se usan la potencia del HW, para realizar sus tareas. De cualquier modo, voy a intentar hablar de donde vienen algunas de las innovaciones hardware actuales.
Una gran parte de las innovaciones  en el mundo del hardware de los últimos años, han ocurrido a nivel semiconductor. La potencia de los smartphones actuales, está determinada por la cantidad bruta de transistores que son capaces de meter en un sólo chip. Claramente, a esos niveles, hacer una innovación requiere de una inversión de muchos millones, y aún así, lo mejor que podrías conseguir es una mejora por un factor unidad, en ningún caso un x10. El ejemplo de Amazon es muy significativo. Amazon  ha entrado en el mercado de hacer hardware para los servidores, pero en lugar de intentar crear su propio chip ha partido de la base del chip Zynq de Xilinx  (uno de los grandes fabricantes de FPGAs).

 

IMG_20150123_102638

 

Por otro lado, están los proyectos donde las innovaciones están más a nivel experiencia de usuario (UX). Aquí apple es el ejemplo más importante. Utilizando tecnologías existentes y alguna propia (la mejora en las pantallas fue clave) desarrollaron productos que triunfaron, como el iPod y después eñ iPhone. El iPhone fue un antes y un después en los móviles, dando paso a los smartphone. Actualmente, en esta línea, uno de los productos más vistos en plataformas de crowfunding ha sido un despertador inteligente (Ejemplo: BonJour), que hace las veces de asistente personal. Un proyecto HW muy orientado a la domótica del futuro. Me gusta. No me deja con el “culo torcío”, como diría Joaquín Reyes, pero está bien.

 

bonjour

Image From http://www.kickstarter.com

 

Quizás el campo de la domótica sea de los que están viendo más productos hardware entrar. Sistemas de medida de consumo inteligentes, de limpieza (El robot de limpieza Rumba, con un éxito brutal), de control de ventanas, de seguridad…Este mercado creo que explotará cuando la generación de jóvenes que ya han nacido con la tecnología bajo el brazo se independice y sea mucho más confiada a meter dispositivos inteligentes por toda la casa. En ese futuro, Amazon y Facebook ya sabrán más de nosotros que nosotros mismos, y confiaremos más en sus decisiones que en las nuestras.


De cualquier forma, el producto de domótica del que todos estaremos enamorados, al igual que lo consiguió la televisión hace 50 años, está por llegar.
 
 
Por otro lado están las plataformas HW de desarrollo de proyectos Low Cost, como Arduino o Rasperri Pi. El modelo de estas startups era de dejar que la comunidad dirija el proyecto, ofreciendo todo en código abierto, incluso la PCB. De esta forma, los usuarios se dedican a crear aplicaciones o corregir errores de la plataforma básica, desarrollando proyectos personales o de bricolaje de una forma económica y sencilla. Tienen el inconveniente de que a las dos semanas, ya existen 3 fabricantes chinos que les copian todo, y lo venden  a un precio mucho menor. Respecto a estas plataformas, luego se han desarrollado capas de abstracción  para simplificar su programación y uso.


IMPRESORA 3D
Image from 3dmakers.com


Y como me voy a olvidar a los proyectos derivados de las impresoras 3D? Las impresoras 3D (que existen desde hace muuuuchos años) tuvieron en 2015 un momento mágico. En España, BQ, que por entonces estaba en lo más alto, sacó su impresora 3D “libre” de precio asequible. Y apartír de ahí, han salido una gran cantidad de proyectos que utilizando las impresoras 3D han llegado a imprimir desde circuitos a órganos humanos. Claramente, las impresoras 3D han llegado para quedarse, aunque sólo sea para ayudar a los emprendedores a sacar sus primeros prototipos de bajo coste.
Y llegados a este punto, yo me pregunto. Con todas herramientas que tenemos para desarrollar hardware a diferentes niveles, crear prototipos y pequeños laboratorios a bajo coste, Porqué son tan pocos los proyectos de hardware como para que entre los “unicornios” no haya al menos dos startups de hardware?

 

Estamos en un ciclo de software, donde aún se le puede sacar mucho partido al hardware actual?  Está la sociedad preparada para el salto hacia las ciudades inteligentes y casas inteligentes?

La verdad es que nos espera un futuro apasionante lleno de nuevas tecnologías y desde aquí os animo a crear proyectos de Hardware que enamoren a la gente. Y que nos los cuentes.